• Spotify, también a -14 LUFS

    27 junio, 2017
  • Spotify, también poniendo fin a la guerra de volumen o «loudness war».Me parece una buena decisión de Spotify, al igual que ya lo hizo YouTube en su día, al bajar el nivel de reproducción y dejarlo a -14 LUFS y de pico a -1, que si bien, no cumple con las recomendaciones de la AES, al menos ya permite tener espacio para el «peak-to-loudness headroom».

    Esto permite, por fin, la posibilidad de que vayamos recuperando la dinámica que se había perdido en la mayor parte de la música comercial de los últimos años.

    Con estos «detalles» gracias a la creación de la norma EBU-R 128, ganamos todos, tanto técnicos de mezcla, como el oyente en la escucha.